15 noviembre, 2019

Carrera de Seguridad Informática con beneficios para afiliados UTPBA

Seguridad Informática es una de las carreras que los afiliados a la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) y su grupo familiar primario pueden cursar en el instituto Educación IT con un quince por ciento de descuento en el arancel, en virtud del convenio establecido entre la UTPBA y la entidad educativa.

“La carrera está compuesta por una gran variedad de cursos que enseñan desde los conceptos fundamentales hasta las técnicas más avanzadas de ataque”, informa el instituto en su sitio educacionit.com, donde además se detallan las distintas modalidades de cursado.

Durante las clases, a las cuales no es necesario concurrir con conocimientos previos, se dictan contenidos para que los alumnos adquieran conocimientos que les permitan dominar técnicas de ataque y defensa de Sistemas informáticos.

Para mayor información, los interesados pueden llamar al 0810-220-8148 o dirigirse a Lavalle 648 Piso 8, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de lunes a viernes, de 9:00 a 22:00, y los sábados, de 10:00 a 20:00.

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción