1 marzo, 2023

Periodismo es labor humana

Por Martins Morim (*), desde Lisboa.- Cuando legué a la profesión, eras el télex uno de los medios más utilizados para enviar información de distintos puntos del globo a las redacciones. Estábamos en la mitad de la década de ´70 del siglo pasado.

Después, conocí el Fax y ya estábamos en final de la década del ´80, cuando empecé a aprender a escribir en computadora. Debo, sin embargo, esclarecer que pasé de mi ruidosa máquina portable UNIS – tbm de Luxe blanca y naranja, made in GDR, al uso de la nueva tecnología sin haber escrito alguna vez en máquinas eléctricas o a pilas, que utilizaban papel térmico.

Como mis primeros pasos en periodismo han sido dados en la radio, también conocí los famosos toca-discos Garrard y las excelentes grabadoras Nagra, que eran casi siempre manoseados por un técnico, en cuanto el periodista utilizaba apenas el micrófono.

Más tarde todo perdió peso y tamaño, pero no calidad de registro y sonido, al contrario, y hoy día hay veces que un Smartphone es suficiente.

Conseguir introducir los tres elementos de la comunicación – texto, sonido e imagen – en un solo medio y, si necesario, transmitirlos en simultáneo ha sido una enorme revolución. Y a ella ahora se junta otra, la Inteligencia Artificial. Medios, todos, de soporte y apoyo al periodismo. Y no hay dudas de que ayudarán mucho en varios campos, pero transportarán también con ellos no pocos males, casi siempre afectando negativamente mucho más a los periodistas que a los medios de información.

Cabe recordar que, con el advenimiento de la Internet empezaran a dar noticias gratis y ello, como se podría prever, devoró rápidamente el periodismo. Algunos medios comienzan ahora a cerrar contenido, pero no se sabe se tendrán el necesario retorno financiero para sobrevivir. El clic gratuito substituyó el euro que ayuda a pagar la información y la crisis camina por ahí, devastadora.

Hoy día, en Portugal, producir un periódico parece un acto heroico. La Internet también desvió muchos recursos financieros para otros productores de contenidos. Sin una tercera parte de las páginas sin publicidad no hay lucro. Y si no hay dinero, los salarios se tornan miserables y la precariedad se instala. Y como dice un amigo mío, compañero de la profesión, también pagan mal en el periodismo, causando graves daños a la democracia.

Y, como escribe Joaquim Franco, un muy conocido periodista de televisión portugués, acerca de la falta de recursos genera “opciones de trabajo precarias, reduciendo costos y la inversión en formación. Y también, como consecuencia la pérdida gradual de memoria y de experiencia en las redacciones”. Los periodistas, sostiene Joaquín Franco, “pasan a ser meros ejecutantes, cada vez más jóvenes, incapaces o imposibilitados de discutir, en corresponsabilidad, el ejercicio de la deontología”.

Ya casi no se ve gente leyendo periódicos en los transportes o en los cafés. Parece que la mayoría de las personas buscan la información en el Smartphone, ya no es siquiera en la computadora. Pero en la mayoría de los sites, blogs y otras páginas de Internet no se trata necesariamente de información tout court.

¿Y puede haber periodismo sin mediación humana? Esta hay sido la pregunta que hizo el compañero cubano Carlos Morales Valido al ChatGPT y la repuesta confirma lo que pienso y defiendo:

“No necesariamente. La IA puede ser una herramienta valiosa para la investigación, la organización y la presentación de datos y noticias, pero la verificación de la información, la interpretación y la toma de decisiones sobre qué es noticia y cómo se presenta aún requieren la participación humana. La IA puede complementar el trabajo periodístico, no reemplazarlo”, respondió el programa, que alerta empero sobre ciertos desafíos éticos.

En Portugal, periodista es la persona que, como ocupación principal, permanente y remunerada, ejerce con capacidad editorial funciones de la investigación, recopilación, selección y tratamiento de hechos, noticias u opiniones, a través de texto, imagen o sonido, destinados a divulgación con fines informativos por la prensa, las agencias de noticias, la radio, la televisión o cualquier otro medio electrónico de difusión.

Y sin respeto por las reglas éticas y deontológicas de la profesión no puede haber periodismo. Puede haber comunicación, si, hasta con ayuda de máquinas, pero será otra cosa. Periodismo no.

Condicionado por las redes sociales y la revolución/innovación de los medios de difusión en página digital, se amplía la precariedad en la profesión y se imponen herramientas para delinear métodos más eficientes. Temo, entonces, que el periodismo se esté precipitando hacia no sé dónde.

(*) Periodista portugués. Ex dirigente del Sindicato de Periodistas de Portugal.

Falleció el compañero Glenn Postolski

La UTPBA expresa su pesar ante la noticia del fallecimiento del compañero Glenn Postolski, miembro de conducción de la entidad durante algunos períodos.

Super Bowl, contaminación y desigualdad.

Por RC

Comunicador.
Esta edición fue el evento más visto en la historia de la televisión en Estados Unidos con más de 200 millones de espectadores…

Memoria pública

Por Daniel Das Neves

Periodista. Secretario de Relaciones Internacionales de UTPBA. 
Fue hace más de 25 años. La UTPBA dijo: “No a la privatización, no a los despidos”. Se trata de la historia. Se trata de las mismas convicciones.