30 agosto, 2021

Bolivia: El virus entre creencias y vacunas

Por Iván Canelas Alurralde (*), desde Cochabamba.- “El virus no se irá más, nos perseguirá toda la vida, pero lo derrotaremos con disciplina, unidad, compromiso y la vacuna”. Con esa consigna, los bolivianos han emprendido una dura batalla contra el virus y por el momento y luego de una tercera ola, los casos de covid-19 han disminuido a porcentajes mínimos en todo el país.

En los departamentos (provincias) la vacunación con Sputnik V, Johnson @ Johnson, AstraZeneca, Sinopharm y Pfizer, llegaron aproximadamente al 50 por ciento, principalmente en las zonas urbanas, donde habitan el 70 por ciento de la población, de alrededor 12 millones de habitantes que tiene Bolivia.

Los problemas se mantienen en algunas zonas rurales y suburbanas, fundamentalmente por creencias religiosas, desconfianza en la efectividad de las vacunas o el uso de la medicina tradicional, a la que se considera mucho mas efectiva que los medicamentos tradicionales.

Todavía algunas iglesias, sobre todo evangélicas, con vigencia e influencia en las zonas rurales, asumen que la vacuna en realidad “es el ingreso del diablo al cuerpo de las personas”.

En el caso de la medicina tradicional, los pobladores rurales prefieren el consumo de plantas medicinales, por ejemplo, la wira wira, el eucalipto, manzanilla, matico y jengibre, para prevenir la presencia del virus y fortalecer el sistema inmunológico.

A pesar de esas dificultades, el gobierno del presidente Luis Arce Catacora, ha garantizado la cantidad necesaria de vacunas para la inmunización de los habitantes, aunque existieron problemas con la llegada de Sputnik V, sobre todo para las segundas dosis.

El mandatario boliviano a través de su Twitter convocó a la población a asistir a la vacunación en los centros de salud y a los gobiernos subnacionales (Gobernaciones y Alcaldías) a acelerar la vacunación anticovid, con el propósito de proteger la vida de todos los habitantes, ante la probable llegada de una cuarta ola.

Arce Catacora dijo que a la fecha existen aproximadamente unos 3 millones de dosis disponibles en todo el país, de los 8 millones que se distribuyeron en todos los departamentos, sobre todo en Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, los de mayor población.

Hasta el momento en Bolivia, más de 5 millones de personas fueron vacunadas, más de 3 millones con la primera dosis y 2 millones y medio con la primera y segunda dosis. En lo que va desde la aparición del covid-19, en marzo de 2020 en todo el país se registraron 488.933 casos y 18.392 decesos. Fueron descartados 1.772.507 personas y se recuperaron 431.002 enfermos.

(*) Ex gobernador de Cochabamba. Actualmente Presidente de Honor de la FELAP. Fue vocero de Evo Morales, ministro de Comunicación, y Diputado Nacional por el Movimiento al Socialismo, MAS. 

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción