18 agosto, 2020

Camping-UTPBA-Moreno destrozado y usurpado

Una y otra vez la UTPBA ajustó medidas de seguridad en su Camping, situado en la localidad de Moreno, en el GBA. Una y otra vez los robos se repitieron escalando la violencia, incluso con armas de fuego para amedrentar a las compañeras y compañeros que hacían las tareas de limpieza y mantenimiento del predio.

De los robos con destrozos y de los destrozos del total de las instalaciones, el salvajismo programado dio paso a los incendios, también programados, con los que se arrasaron los reiterados trabajos de reconstrucción, que en su gran mayoría hicieron de manera solidaria compañeras/os de la conducción de la UTPBA y compañeras y compañeros afiliadas y afiliados junto con los vecinos del Camping.

En todo el proceso de desguace el Complejo Recreativo de la UTPBA, en la localidad de Moreno, lo que sobró -y sobra aún- es la impunidad.

Esa impunidad, sinónimo de varias e inocultables complicidades, le abrió las puertas a la usurpación.

No es ocioso hacer la lista de los destrozos e incendios con que se atacó una parte importantísima del patrimonio material y cultural de la UTPBA.

Se destruyeron:

El salón de actividades comunes destinado a manifestaciones artísticas y a reuniones de debate sobre la profesión, la comunicación y la realidad económica, política y social en el orden internacional y en nuestro país; el consultorio médico; el restorán y los juegos infantiles.

Se destruyeron:

Los quinchos y parrillas; las canchas de fútbol, tenis, pádel, bochas y vóley; el depósito de herramientas y maquinarias, entre ellas un tractor. Las piletas de natación, para niñas y niños y la de mayores; baños y vestuarios y kioscos.

Se destruyeron:

Extensos caminos de baldosas, las bombas de agua, las cañerías de todo el predio, la instalación eléctrica extendida a lo largo y ancho de las trece hectáreas.

Dejaron tierra arrasada y nunca nadie fue identificado como responsable de semejante acción criminal.

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción