22 diciembre, 2016

Colaboradores: una conquista histórica

A partir de una propuesta formulada por la UTPBA ante las cámaras empresarias y homologada en el ámbito del Ministerio de Trabajo, los colaboradores permanentes percibirán el Sueldo Anual Complementario previsto en la Ley 23.041 en los términos de dicha norma y sus reglamentaciones y se verán beneficiados con el pago de las colaboraciones realizadas en el mismo plazo que los trabajadores en relación de dependencia.

El acta fue suscrita por la UTPBA y la Asociación de Editores de Buenos Aires (AEDBA), la Asociación Federal de Editores de la República Argentina (AFERA), las agencias de noticias EFE, ANSA, Reuters, DyN, Deutsche Press, Infobae, Publirevistas y la Asociación Argentina de Editores de Revistas.

De este modo la Comisión Paritaria Permanente que se entiende con la problemática de los colaboradores dio un paso importante para que los compañeros encuadrados en esa categoría tengan el mismo tratamiento que el resto de los trabajadores respecto de la forma de pago y el beneficio del aguinaldo.

Sigue abierta la discusión respecto del reclamo de la UTPBA acerca de las vacaciones para los colabores permanentes.

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción