13 julio, 2021

Criminal bloqueo a un país soberano

Por Fernando Lorenzo (*).- Un muerto durante las protestas en Cuba, replican y replican los portales mediáticos y las redes sociales en su condena a una nueva “víctima de la dictadura”, cuya vida valía tanto como la de cualquiera de las decenas de chilenos o colombianos asesinados por sus represores “democráticos”, la de los negros muertos a manos de la policía estadounidense o la de los reprimidos por esa misma policía en las protestas contra esas muertes siendo o no negros, pero si son negros mejor, piensan. De eso que hablen otros.

Los que hoy se rasgan las vestiduras en nombre de un pueblo cubano heroico desde mucho antes de esta supuesta revuelta son los mismos que originaron y apoyan desde hace 60 años el conflicto que hoy enfrenta esa sociedad debido a la escasez de alimentos y de insumos médicos en tiempos de pandemia, los cuales no impidieron que Cuba fabrique no una, sino dos vacunas para combatir al virus del Covid-19, y de paso al del capitalismo.

El mercado y sus políticas, que les soltaron la mano no sólo a los ajenos, sino a los propios, hoy reclaman solidaridad como cuando la reclamaron sobrepasados por subestimar los alcances de la pandemia, y por su propia desidia por la vida a un Estado al que no pararon, ni paran de atacar como hoy atacan sin pausa al Estado y al pueblo cubanos.

Las falencias generadas por el criminal bloqueo a un país soberano que impulsan los paladines de las libertades universales, en nombre de las cuales bombardearon y bombardean indiscriminadamente, y por igual a enemigos o a poblaciones civiles en todos los rincones del planeta, resultan indisimulables tanto como la dignidad de un pueblo que no claudica y está dispuesto a defender su revolución con su propia sangre. Sangre que reclaman quienes no se cansan de derramarla, sobre todo cuando es ajena.

(*) Periodista. Secretario Gremial de la UTPBA.

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción