31 agosto, 2017

Cultura UTPBA: Andamio 90

Los afiliados a la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) pueden acceder a los espectáculos culturales que se desarrollan en el teatro Andamio 90 y abonar dos entradas al precio de una con la presentación de su carnet sindical.

“En boca cerrada”. Los domingos a las 20:00 en Andamio 90

Fundado por Alejandra Boero, Andamio 90 se ubica en Paraná 660, CABA, por donde han pasado grandes actores y directores de teatro, como por ejemplo Alfredo Alcón, Agustin Alezzo, Rubens Correa, María Rosa Gallo, Lidia Lamaisson, Graciela Dufau, Lito Cruz, entre otros.

Las obras que hoy integran la cartelera de este espacio cultural son: “Lisístrata o la rebelión de las mujeres”, “En boca cerrada”, “Sacco y Vanzetti”, “El Cuerpo de Ofelia”, “Tute Cabrero”, “Automáticos”.

Para acceder a mayor información acerca de los días y horarios de las funciones y realizar reservas online, los interesados pueden ingresar en http://www.andamio90.org/, escribir a andamio90espectaculos@gmail.com o llamar al (011) 4373-5670.

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción