21 julio, 2018

Denuncia y preocupación

Los trabajadores del diario El Sol y FM Sur 88.9, junto con la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA), manifiestan su rechazo más absoluto a la política empresaria, que al reiterado retraso en el pago de los salarios profundizó la precarización laboral y últimamente sumó el despido de varios compañeros.

Las graves decisiones que viene adoptando el Grupo El Sol, encabezado por José María, Rodrigo e Ignacio Ghisani, llevan ya dos años de ilegal aplicación, ya que ese es el tiempo en que los Trabajadores vienen cobrando sus salarios fuera de término, en cuotas y acumulando meses de retrasos, adeudándose, por ejemplo, los aguinaldos correspondientes a diciembre de 2017 y junio del corriente año.

A este gravísimo panorama se agrega una mayor precarización laboral y una política de despidos, en el marco de un repudiable clima de atemorización impulsado por los responsables del Grupo, que los trabajadores y la UTPBA denunciamos preocupados por nuestro presente y futuro laboral.

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción