7 agosto, 2020

La UTPBA repudia y reclama medidas que impidan los salvajes ataques a El Varelense

El Centro Cultural y Comunicacional El Varelense, ubicado en Florencio Varela, sufrió por sexta vez robos y destrozos en sus instalaciones.

La UTPBA reitera, entonces, su solidaridad con las compañeras y compañeros de El Valerense, a la vez que reclama a las autoridades municipales y de la Provincia de Buenos Aires, medidas que impidan las sistemáticas agresiones a un ámbito donde la formación cultural y la comunicación forman parte de un ejercicio diario para el desarrollo de una mayor y mejor construcción social.

En el reciente comunicado emitido por El Varelense a la comunidad, dice, entre otras cosas: “Queremos educar y comunicar y no que se nos vaya la vida entre fiscalías y comisarías. Hacemos Talleres de Capacitación en Cine, Periodismo, Fotografía, PC, Web y Marketing digital y queremos hacer, a través de los propios vecinos, la historia del barrio en un documental”.

Cabe consignar que, dado los ataques recibidos, El Varelense nunca pudo inaugurar su biblioteca “por miedo a que nos roben los libros”.

Son repudiables los ataques a El Varelense y la impunidad que facilita la reiteración del salvajismo.

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción