30 noviembre, 2021

Luis Demitre

P- ¿Cuáles son las dificultades que estás atravesando en el plano personal, profesional o laboral en el marco de la pandemia?

R- En nuestra radio (FM Ayres de Varela) hubo adaptación y protocolo, lo que no pudo solucionarse, y me imagino que es un problema generalizado, es el ocasionado por la caída de la actividad económica que hizo que varios comerciantes ya no pudieran aportar su pauta publicitaria bancando los distintos proyectos comunicacionales que se llevaban a cabo.

P- ¿Qué opinión te merece la falta de respuesta ante nuestro reclamo con respecto al predio de UTPBA en Moreno?

R- Está claro que la UTPBA quedó en el medio de una interna que no tienen la valentía de resolver. La “unidad” no debe garantizarse ofreciendo como moneda de cambio mirar hacia otro lado en un conflicto que ha dejado a los trabajadores de prensa sin su predio. Ciertas organizaciones sociales deberían internalizar la idea que puede resolverse el problema de techo de cierto sector sin “robárselo” a otros trabajadores.

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción