12 mayo, 2020

Mauricio Dayub: “Que ningún humano sea un extraño”

Entrevistó Ana Villarreal (*).- A pocos días de la llegada de la pandemia a la Argentina, la UTPBA obtuvo las reflexiones del actor y director Mauricio Dayub sobre los nuevos tiempos que ocupan a la humanidad.

“Es taaan excepcional lo que nos está pasando -relata Dayub-, tan complejo, que no me da del todo la cabeza para comprenderlo. Por eso, estoy tratando de atravesarlo, de vivirlo, con conciencia y amplitud, sin buscar respuestas aún, pero con la expectativa de, en algún momento, encontrarle algo esclarecedor a todo esto. Creo que aún no hemos visto todo. Recién lo estamos empezando a vivir”.

El Premio de Oro de la última edición de los galardones de la Asociación de Cronistas del Espectáculo (ACE), relata “he visto a muchos tratar de seguir adelante como se pueda, como si fuera ésta, una de las tantas malas noticias de actualidad que recibíamos a diario, y a las que teníamos que sobreponernos. He leído a otros, que pueden tener ya, admirablemente, una aproximación de diagnóstico, o una probabilidad para transmitir. No es mi caso -afirma- No salgo del impacto que me produce, por lo impensado y cruel que me resulta el daño humano que provoca el coronavirus, y a la vez, la compensación que trae: la casi obligación de parar un poco y rever nuestras cosas más cercanas, con tiempo que es lo que yo sentía que todos, podíamos estar necesitando y repetidamente me reclamaba a mí mismo“.

Es cierto que la preocupación por el ritmo vertiginoso de nuestros días, puede verificarse en declaraciones suyas en entrevistas anteriores. Sus propuestas teatrales han convocado a miles de espectadores que aplaudieron su trabajo en El Amateur, Toc Toc y El Equilibrista.

“Que alguien pare un poco el mundo” -reclama Dayub– que es lo que implora el final de El Equilibrista, para que la vida deje de ser una especie de error imparable, que nos estaba obligando una y otra vez, a seguir sin tiempo para pensar, meditar, evaluar y, aún, sentir todo lo que nos pasa adentro, a medida que lo vivimos. Lamentablemente, esta coincidencia, vino acompañada con un alto precio para la humanidad”.

Y se pregunta: “¿sólo así se lograba parar el mundo, que no podíamos parar nosotros? ¿Era sólo una necesidad personal, o un deseo común, estar un poco más en casa, con lo personal y familiar, para disfrutar y valorar, con la medida justa todo lo que podíamos hacer afuera? ¿Sólo así podemos detenernos todas las noches para aplaudir a los que nos atienden, nos mejoran, nos ayudan? ¿Sólo así podemos poner en valor el trabajo de tantos rubros, que desde hace siglos, están mal pagos y mal reconocidos?“.

“Hoy las palabras de Blache, de ‘Un tranvía llamado deseo‘, -refiere- suenan tan acordes…  siempre he dependido de la voluntad de los extraños…”.

“Ojalá, que la pandemia -aspira- nos haga pensar para siempre que ningún humano es un extraño. Y que todos somos igual de necesarios para compartir la cantidad y variedad de momentos que necesitamos atravesar a lo largo de una vida”.

Consultado acerca del futuro de su actividad, Mauricio Dayub, considera que “en la medida que no pueda haber encuentros de personas, en un mismo ámbito, no habrá teatro, habrá otras opciones. El teatro se produce sólo cuando se realiza en vivo y en un teatro, mientras unos intentan subir lo que sienten arriba de un escenario y otros desde la platea lo comparten”. “No tengo mucho más para decir -se despide Dayub- espero poder hacerlo en breve y poder compartirlo cara a cara como sí podíamos hacerlo antes, pero con el tiempo necesario, para tenernos en cuenta y valorarnos y no, con la obligada velocidad y superficialidad con la que lo veníamos haciendo“.

(*) Periodista. Miembro de conducción de la UTPBA.

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción