8 diciembre, 2016

Pascual Serrano reclama regulación de los medios

En el marco de la presentación de su libro “Medios Democráticos. Una revolución pendiente en la comunicación”, el periodista y escritor español Pascual Serrano reclamó la regulación de los medios de comunicación y destacó la necesidad de “revindicar el derecho a informar y a estar informados; esto no esta garantizado en ningún lado y hay que actuar contra la ‘inseguridad informativa’”.

Serrano explicó en la actividad de presentación realizada en una histórica librería de Barcelona, que el debate sobre las medidas necesarias para “hacer efectivo el ejercicio del derecho a la información está presente en Sudamérica, pero no en Europa”, y tomó como ejemplo algunas experiencias en ese sentido realizadas durante los últimos años en América Latina.

Este es el vigésimo libro del periodista español, quien entre otros trabajos realizó “Desinformación. Cómo los medios ocultan el mundo”, que obtuvo la Mención Honorífica del Premio Libertador en 2009, “Traficantes de información” y “Periodismo canalla”, y recibió en 2010 recibió la distinción Félix Elmuza por parte de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción