1 marzo, 2024

Portugal: Servicio de Salud, un desafío permanente

Por Martin Morins

Periodista.

Portugal tendrá elecciones legislativas el próximo 10 de marzo y, por supuesto, la salud ha sido tema en la campaña electoral que está en curso. En confrontación están aquellos que defienden el Servicio Nacional de Salud – una de las principales conquistas de la Revolución de Abril – y los que, declarada o encapuchadamente quieren destruirlo, que son los que representan las corrientes liberal y neoliberal, así como la extrema derecha de carácter fascista.

Para ellos, la salud ha servido de arma de lanzamiento contra la coalición de izquierda (alianza informal entre Partido Socialista, Partido Comunista y Bloque de Izquierda) que gobernó el país entre 2015 y 2019 y ahora contra el Partido Socialista, en el poder desde entonces hasta la dimisión del primer ministro, António Costa, por sospecha de corrupción del jefe de gabinete, en noviembre de 2023, y consecuencia caída del gobierno.

Por mucho que ahora lloren lágrimas de cocodrilo, sólo pueden engañar a los más distraídos. Su pretexto es claro: hacer de la salud una fuente de ingresos de los hospitales privados, lo que, en la práctica, significa atentar contra la propia Constitución del país e ignorar intencionalmente que el Sistema de Salud portugués engloba tanto al sector público como al privado.

Hospital Egas Moniz, Lisboa, Portugal.

A saber:

La Constitución establece los principios fundamentales relacionados con la salud en el país. El artículo 64 aborda el derecho a la protección de la salud, y los principales puntos incluyen:

1. Derecho a la salud: Todos tienen derecho a la protección de la salud y el deber de defenderla y promoverla.

2. Responsabilidad del Estado: Compete al Estado organizar, coordinar y subsidiar un sistema nacional de salud que tenga acceso a todos los ciudadanos, independientemente de su condición económica.

3. Universalidad e Igualdad: El acceso a la prestación de cuidados de salud es universal y se garantiza la igualdad en el acceso y el disfrute de los servicios de salud.

4. La prestación de atención médica es gratuita, siendo prioridad del Estado la prevención de la enfermedad, el tratamiento y rehabilitación de los discapacitados y de aquellos que, por cualquier motivo, se encuentren en situación de mayor vulnerabilidad.

5. Participación de los ciudadanos: Los ciudadanos tienen derecho a ser informados sobre su salud y a participar en la definición de las políticas de salud.

Por otra parte, el artículo 65 establece que el Estado debe garantizar el acceso de todos los ciudadanos, independientemente de su situación económica, a la atención médica. El artículo 66 reconoce la existencia de un Servicio Nacional de Salud, que tiene como finalidad asegurar el acceso de todos los ciudadanos a los cuidados de salud y el artículo 67 reconoce el derecho a la participación individual y colectiva en la definición y gestión de las políticas de salud, en particular a través de la elección de órganos propios.

Para una mejor aclaración

El Sistema Nacional de Salud en Portugal está compuesto por diversos elementos y entidades, proporcionando cuidados de salud a la población. Aquí están algunos de los principales componentes del sistema de salud portugués:

Hospital Santa María, Porto, Portugal.

1. Servicio Nacional de Salud (SNS): es el pilar fundamental del sistema de salud en Portugal. Fue creado en 1979 y se financia a través de impuestos. Ofrece una amplia gama de servicios de salud, desde los cuidados primarios hasta los tratamientos hospitalarios más complejos.

2. Cuidados de salud primarios: Los cuidados primarios son proporcionados por los Centros de Salud y los médicos de familia. Los pacientes pueden buscar estos centros para consultas de rutina, vacunaciones, exámenes de diagnóstico y tratamiento de enfermedades comunes.

3. Hospitales Públicos: el SNS opera en hospitales públicos en todo el país, que ofrecen una variedad de servicios médicos, incluyendo atención de emergencia, cirugía, consultas especializadas y tratamiento de enfermedades crónicas.

4. Sector Privado: Además del SNS, existe un sector privado de salud en Portugal, compuesto por hospitales, clínicas y profesionales de la salud privados. Muchas personas tienen seguro de salud privado para acceder a servicios médicos fuera del SNS.

Problemas y desafíos

Según datos de 2020, la esperanza de vida en Portugal estaba en torno a 81 años para los hombres y 85 años para las mujeres, en cuanto la tasa de mortalidad infantil era relativamente baja, con cerca de 2,8 muertes por 1.000 nacidos vivos.

Ya las enfermedades crónicas, como enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer, son preocupaciones de salud como en muchos otros países desarrollados. La prevalencia de estas condiciones puede variar, pero las enfermedades cardiovasculares son a menudo una de las principales causas de muerte.

Portugal ha sido generalmente considerado un país con un sistema de salud razonablemente eficaz y que indican que la esperanza de vida ha aumentado a lo largo de los años, lo que es un indicador positivo de la calidad general de la atención médica. Una baja tasa de muerte infantil es un signo de un sistema de salud eficaz, así como la accesibilidad a los servicios de salud es fundamental, lo que incluye la disponibilidad de profesionales de la salud, instalaciones y tiempo de espera para los tratamientos.

Sin embargo, no todo es perfecto. Basta recordar que la crisis de 2008 y la gobernación de austeridad de 2011 a 2015, con un gobierno que quiso ir más allá de la política de austeridad impuesta por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Unión Europea, provocó un enorme rompimiento en el presupuesto de salud. Una de las consecuencias más gravosas es la falta de médico de familia para cerca de 800 mil portugueses en una población de poco más de 10 millones.

Por su parte, el envejecimiento de la población es un desafío significativo, aumentando la demanda de atención médica, especialmente para las condiciones crónicas y las enfermedades relacionadas con la edad.

Aunque Portugal tiene un sistema de salud pública, hay preocupaciones sobre el acceso equitativo a los servicios de salud. Algunas regiones pueden enfrentar desigualdades en la distribución de recursos y el acceso a la atención médica. Hay más escasez en el interior que en el litoral, más desarrollado. Como en muchos países, la asignación de recursos financieros es otro gran desafío. Garantizar la financiación adecuada para cubrir las crecientes necesidades de atención médica es una cuestión crítica.

Otra es la carga de trabajo de los profesionales de la salud, incluidos los médicos y las enfermeras, a menudo es alta. Esto puede conducir a problemas relacionados con el agotamiento del sistema y con la calidad de la atención al paciente.

La implementación eficaz de los sistemas de tecnología de la información de la salud puede ser un reto, incluyendo la integración de registros de salud electrónicos, la seguridad de los datos y el uso eficaz de la tecnología para mejorar la prestación de atención. Para eso debe también contribuir la prevención y promoción de la salud.

Es decir: fortalecer los programas de prevención y promoción de la salud es fundamental para hacer frente al aumento de las enfermedades crónicas y mejorar la salud general de la población. Eventos como la pandemia de COVID-19 han destacado la importancia de una respuesta rápida y eficaz a emergencias en salud pública, que requieren preparación, capacidad de respuesta y coordinación adecuadas.

Y Portugal supo reaccionar de forma ejemplar a la pandemia. Y no habría sido posible dar una respuesta tan rápida y firme sin el Servicio Nacional de Salud. También fue un aprendizaje pero tuvo un coste alto, financiero y no sólo. El enfrentamiento a estos desafíos requiere, por eso mismo, un enfoque integral y colaborativo, involucrando políticas públicas, profesionales de la salud, tecnología y la participación activa de la comunidad.

A partir de todo lo dicho, creo que se entiende por qué las razones de salud son el centro de los debates de la campaña electoral. Y la confrontación a veces es muy calurosa. Por un lado, los partidos de izquierdas que defienden el Servicio Nacional de Salud y su refuerzo y mejora, y por otro, aquellos para quienes la salud se considera mercancía y la economía una hoja de Excel. Los liberales y lo neoliberales.

Pero, en Portugal, el Servicio Nacional de Salud continua siendo una de las conquistas más importantes da la Revolución de Abril. Más que un logro, un desafío permanente en su defensa y refuerzo.

La Unión Europea con crisis de identidad apuesta a la ultraderecha

Por Sergio Ferrari.

Periodista. Co-presidente del Sindicato Suizo de las Comunicaciones. 
Cimbronazo político continental, tsunami en Francia. Uno de cada cuatro electores en las elecciones parlamentarias que se realizaron en todo el continente entre el 6 y el 9 de junio optaron por fuerzas de extrema derecha.

FELAP: “En la lucha de ideas las ideas que no se conocen no luchan”

Por Juan Carlos Camaño.

Presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas -FELAP-.
En sus 48 años de vida, la FELAP hace un reconocimiento a cada una de las organizaciones que la constituyen, manteniendo en alto los principios que definieron su identidad el 7 de junio de 1976.

Meiji presentará la muestra “Figus y Globitos”

El dibujante y guionista Jorge Meijide –Meiji- presentará Figus y Globitos, una exposición de dibujos, litografías, serigrafías, pinturas, latografías y chistes vivientes, el próximo miércoles 19, desde las 19 hs, en la Galería Central Newbery, avenida Jorge Newbery 3599, Caba.