21 abril, 2020

Preparar con mucho cuidado el retorno a la normalidad

Por Martíns Morim (*), desde Lisboa.- Estamos confinados, y confinados continuaremos por lo menos hasta el 2 de mayo, pero con la perspectiva de que gradualmente se levantarán algunas restricciones. “Estamos por ganar la segunda fase, pero no deseamos morir en la playa”, dijo el jueves 16, el Presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, recordando que aquello que en el extranjero se ve como el “milagro portugués” es fruto del sacrificio de todos.

Durante el final de abril el país -en cuarentena desde mitad de marzo– evaluará la reapertura de algunos servicios: centros de guardería, comercios pequeños de barrio, escuelas intermedias (para alumnos de los años 11º y 12º), teatros y cines, ahora ya sin las imposiciones de la emergencia.

Incluso las centrales sindicales van a poder celebrar el 1º de Mayo, pero tienen que asegurar la distancia social.

Hay todavía cámaras patronales que presionan para que se retomen las actividades económicas. Pero el gobierno quiere prevenir lo que ocurrió en el norte de Italia, la región más flagelada por el Covid-19.

Cabe recordar que Val Seriana -entre los Alpes de Bérgamo-  es un gran polo industrial cuyos patrones, con intereses en la salud privada, insistieron con consignas para mantener las fábricas en funcionamiento y el costo humano fue catastrófico.

Una amenaza al futuro de la Unión Europea

Algunas de las empresas portuguesas que cotizan en la bolsa de valores expresaron su intención de volver al trabajo. Pero el primer ministro, Antonio Costa, anunció que eso no sucederá hasta fin de mes.

Hay que aguardar mejores resultados sanitarios y preparar los mecanismos para que el retorno no anule todo lo alcanzado, ocasionando un retroceso en términos sanitarios.

Portugal está entre los países menos afectados, con una tasa de mortalidad de 3,5%, cuando en la Unión Europea es en promedio de 8.9%. En Europa, sólo Alemania es más baja, 2,7%.

Pese a que la Comisión Europea ha liberado de inmediato a los Estados miembros de la obligación de respetar la regla del 3% de déficit, todos temen a la crisis posterior al Covid-19. No sólo económica, sino también financiera.

En Portugal ya es visible la crisis económica, sobre todo en sectores como turismo, hotelería y gastronomía, áreas que volvieron a la normalidad.

Más de 82 mil empresas, con un universo de más de un millón de trabajadores, se han adherido al sistema de Lay off. Entre esas empresas están periódicos prestigiosos como O Jogo, de Oporto; La radio TSF de Lisboa; El diario deportivo nacional A Bola; Diario de Noticias de Lisboa, con una historia de más de 150 años, y Jornal de Noticias de Porto.

El panorama de la prensa regional es aún más grave. Más de 30 periódicos y revistas corren riesgo de cerrar. Cerca de 200 periodistas y otros trabajadores están a punto de perder su puesto laboral. El gobierno destinó 11 millones de euros para ayudar a la prensa nacional y 4 millones para la regional.

El primer ministro reconoció que la crisis es “imprevisible” y que puede haber nacionalizaciones. El PBI portugués caerá este año un 8% y habrá un 14% de desempleo. El Estado perderá 4,7 mil millones de euros.

Curiosamente, quienes ahora piden más apoyo e intervención del Estado son las fuerzas neoliberales que siempre quisieron menos Estado. Pero sin solidaridad, es decir condonación de deuda, habrá nuevas crisis, desocupación y miseria.

“La causa de este momento es claramente la supervivencia y el futuro de la EU. Es importante no olvidar la historia. La Unión Europea nació de los escombros de la II Guerra Mundial. Como dice la señora Merkel, ‘no podemos hacer hoy menos de lo que hicieran los fundadores de la EU’”, dijo Antonio Costa en declaraciones al Expresso de Lisboa.

La pandemia ha demostrado claramente “los límites de la capacidades actuales de la Unión Europea”, y ha expuesto “su falta de poder ejecutivo y presupuestario”.

Los líderes de las 4 principales bancadas del Parlamento Europeo conformaron un documento pidiendo una reforma “profunda y urgente” para que nuevos instrumentos financieros, como la emisión de deuda conjunta, dejen de ser teoría y pasen a ser realidad.

(*) Periodista.

La Unión Europea con crisis de identidad apuesta a la ultraderecha

Por Sergio Ferrari.

Periodista. Co-presidente del Sindicato Suizo de las Comunicaciones. 
Cimbronazo político continental, tsunami en Francia. Uno de cada cuatro electores en las elecciones parlamentarias que se realizaron en todo el continente entre el 6 y el 9 de junio optaron por fuerzas de extrema derecha.

FELAP: “En la lucha de ideas las ideas que no se conocen no luchan”

Por Juan Carlos Camaño.

Presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas -FELAP-.
En sus 48 años de vida, la FELAP hace un reconocimiento a cada una de las organizaciones que la constituyen, manteniendo en alto los principios que definieron su identidad el 7 de junio de 1976.

Meiji presentará la muestra “Figus y Globitos”

El dibujante y guionista Jorge Meijide –Meiji- presentará Figus y Globitos, una exposición de dibujos, litografías, serigrafías, pinturas, latografías y chistes vivientes, el próximo miércoles 19, desde las 19 hs, en la Galería Central Newbery, avenida Jorge Newbery 3599, Caba.