26 junio, 2019

Se aprobó el avenimiento en Rivadavia: Una lucha inquebrantable

Finalmente la justicia terminó aprobando, este viernes 21 de junio, la propuesta de avenimiento como salida para la quiebra de radio Rivadavia y de su FM, lo que no sólo implica la continuidad de la emisora sino la preservación de los puestos de trabajo y el pago de las deudas pre y post quiebra.

Esta resolución del juez Francisco Robledo tuvo en cuenta, fundamentalmente, tanto el planteo original de los trabajadores y sus organizaciones (AATRAC, UTPBA, SAL, SUTEP) fijar como prioridad la preservación de todos los puestos de trabajo, postura inmodificable desde agosto de 2017, fecha en que se decretó la quiebra; como también el instrumento legal propuesto para la solución, el avenimiento suscripto por 90 trabajadores  que contempla el pago de la deuda acumulada antes de la quiebra, la registrada con posterioridad a que la quiebra fuera declarada, la preservación de los puestos de trabajo de los firmantes del acuerdo y el pago de los salarios, a partir de que los nuevos dueños se hicieran cargo de la empresa, respetando los acuerdos paritarios alcanzados ante la cámara del sector.

Una vez conocido aquél fallo judicial decretando la quiebra, los trabajadores de ambas radios se dispusieron a atravesar la peor de las situaciones, resolviendo desde la primer asamblea (con participación conjunta de operadores, trabajadores de prensa, locutores, técnicos, administrativos y siempre con sus 4 sindicatos) resistir la salida del aire de la radio y pelear por los puestos de trabajo, punto clave para poder garantizar el pago de una enorme deuda, entre otras cuestiones.

Con un ingreso económico mínimo, paupérrimo, surgido del mecanismo de prorrata dispuesto por la justicia, a lo largo del tiempo transcurrido desde agosto de 2017 los trabajadores sostuvieron la radio en el aire, imponiendo por prepotencia de trabajo y de lucha las condiciones en las que se empezó a buscar una solución que diera vuelta atrás la decisión judicial de la quiebra.

No sólo fue compromiso laboral y profesional, fue una enorme voluntad para no dejarse vencer ante la adversidad, con movilizaciones claves ante el juzgado en momentos en que todo parecía derivar, irremediablemente, en la continuidad de la resolución de la quiebra o, incluso, en el remate de la radio como salida definitiva (posibilidad esta última encarada por el juzgado y la sindicatura a pesar de la solitaria, pero firme y determinante, oposición de las 4 organizaciones y de los trabajadores firmantes del avenimiento).

El avenimiento resuelto por la justicia resalta el valor de una lucha con un sentido estratégico claro que alcanza el objetivo que se fijó. Ahora comienzan los tiempos en que todos deben cumplir con sus responsabilidades y compromisos. La lucha de los trabajadores y sus organizaciones que permitió llegar hasta aquí será también la que deberá garantizar que el avenimiento (esa llave que destrabó la cosa juzgada de la quiebra de Rivadavia, nada menos) se haga efectivo en todos sus términos.

Las distracciones, así como las ansiedades, nunca fueron buenas compañías de viaje a la hora de pelear. Menos aún el olvido. Hubo mucho fuego enemigo, algún miserable fuego amigo, zancadillas, silencios, “sabidurías” legales externalizadas, mentiras, chismes, operadores “buenos”, operadores “malos” (ambos perniciosos): el abanico de obstáculos que debieron afrontar todos y cada uno de los firmantes del avenimiento resuelto por una asamblea de trabajadores, no fue sencillo de sortear. Y varios no están dispuestos a deponer las armas. Aunque ahora las sostengan con un gusto amargo en la boca.

Por eso, la lucha continúa.

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción