8 septiembre, 2016

Sexismo, Semenya y el deporte

Por Anahi Más (*).- Caster Semenya es una atleta sudafricana, medallista olímpica, con records mundiales en su poder y superaciones de tiempo permanentes tanto en carreras de 800 metros como en 1500 metros. En los últimos Juegos Olímpicos de Rio 2016 ganó la primera medalla de oro para su país. Semenya, más allá de sus victorias deportivas indiscutibles, es reconocida por la prensa mundial por no cumplir los estándares corporales socialmente establecidos.

No es la primera, y lamentablemente tampoco la última deportista que el Comité Olímpico Internacional (COI) y Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) expondrá, bajo la excusa de ventajas deportivas, a varios análisis médicos invasivos y que la morbosidad de la prensa internacional explote al máximo. Para Caster todo comenzó a sus 18 años cuando al ganar con gran ventaja en Berlín 2009 tuvo que enfrentar controles por su aspecto físico.

¿Será ventaja deportiva la altura de un varón en el básquet? ¿le pedirían intervención médica para bajar unos centímetros?, ¿qué pasa con la genética de los velocistas negros frente a los blancos? ¿Se podrá pensar que en esos casos se les omita la posibilidad de participar por ventaja deportiva? Seguramente no, la mirada sexista en el deporte hace que sólo se piense bajo una lógica binaria de género y todas las corporalidades que no cumplan con esta mirada serán expuestas a la lupa científica y pedidos de reemplazo hormonales para tener el reconocimiento de las autoridades.

Semenya tiene niveles de testosterona elevados, no tiene útero, un cuerpo musculoso y una velocidad que da miedo. La medicina, sus contrincantes y la prensa la discriminan. Estas situaciones dejan expuesto el sexismo en las instituciones deportivas y médicas donde el binarismo es el parámetro de lo que es correcto y lo que no. Semenya refleja la victoria del esfuerzo y del entrenamiento frente a la mirada estética de las mujeres en el deporte.

(*) Periodista, directora de la revista Furias

 

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción