22 diciembre, 2016

Triunfo en Continental

Luego del planteo hecho por la UTPBA a las autoridades de radio Continental acerca de algunos cambios producidos que desconocían derechos convencionales de varios de los compañeros del área de noticias, la empresa decidió aceptar el requerimiento de nuestra organización.

La UTPBA –representada por los compañeros César Ferri, delegado de los trabajadores de la emisora, y Armando Sepúlveda y Daniel das Neves, miembros de conducción de nuestra organización- se reunió con Claudio Iacaruzzo, responsable del área de Recursos Humanos de Continental, y expuso que era imperioso resolver el problema en cuestión: las modificaciones que reducían la cantidad de días de vacaciones y que redefinía incorrectamente una categoría histórica como la del Locutor-redactor, poniendo en riesgo la condición de trabajadores de prensa encuadrados en el convenio 124/75 y en el Estatuto del Periodista.

La respuesta positiva de parte de la empresa a un reclamo justo de los trabajadores y la UTPBA dio por superada la situación.

 

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción