31 agosto, 2022

“Un poco más” cumplió 19 años

Los integrantes del espacio radial inclusivo “Un Poco más” festejaron los 19 años de este proyecto que – según explica su director Raúl Peloni- “estimula la creatividad, la igualdad de oportunidades, la diversidad temática y el deseo constante de aprender”.

“Somos un programa de radio, pero no apenas eso, desde donde intentamos ser felices expresándonos y escuchándonos colectivamente. De esta manera, se logra visibilizar a un universo de personas que desde su propia impronta abordan temas de actualidad social”, contó Peloni.

La Unión de Trabajadores e Prensa de Buenos Aires (UTPBA) saluda a los compañeros/as de “Un poco Más”todos/as militantes de activa participación en la organización- y expresa su apoyo, como siempre, a este emprendimiento comunicacional.

Cabe destacar que al momento de recibir el premio Mario Bonino (reconocimiento que entrega la UTPBA), Peloni expresó: “Recibir este premio significa que ya no nos distinguen por ser personas con discapacidad, sino también por la labor que cumplimos en un espacio radial donde personas con discapacidad ejercen el rol de comunicadores sociales.”

Arder o apagarse

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de UTPBA.
“Solo se puede elegir oxidarse o resistir”, grababa Javier Martínez en 1970 una de las estrofas de la  canción Una casa con diez pinos. Este artista multifacético, que murió el pasado 4 de mayo a los 78 años, fue líder espiritual y creativo del extinguido y muy valorado trío Manal.

Felap: “Prensa Latina marca ruta del compromiso periodístico”

“Desde su fundación, como una iniciativa del eterno comandante Fidel Castro y del Che Guevara junto al periodista Jorge Ricardo Masetti, al que se unieron otras figuras identificadas con las causas de los pueblos oprimidos, Prensa Latina ha marcado un rumbo certero”, expresó Juan Carlos Camaño, presidente de la Felap.

La guitarra en el puño izquierdo

Por Ana Villarreal.

Periodista y escritora. Miembro de Conducción de la UTPBA y delegada a la FELAP.
El lecho del río Olimar, tal vez, tenga la mayor licencia para escuchar el bordoneo de su guitarra enmudecida. Y es porque el Pepe Guerra, desde su voz fuerte y tierna, con certezas de poeta se lo anduvo prometiendo en la canción