20 abril, 2017

Dos años sin Alberto Morlachetti

“El Hambre es un crimen. Hay que detenerlo. Sí o sí. Porque en nuestro país no faltan ni alimentos, ni platos, ni madres, ni médicos, ni maestros, faltan en cambio la voluntad política, la imaginación institucional, la comprensión cultural y las ganas de construir una sociedad de semejantes que asegure a nuestros hijos las oportunidades vitales para que puedan crecer con dignidad. Es imperativo terminar con un sistema económico -que en la mayoría de los casos- no da hijos sino hambre”. Pocas frases pueden definir mejor a Alberto Morlachetti, su visión sobre el mundo y su trabajo social.

Dos años pasaron ya desde aquel 20 de abril en el que la noticia conmovió a aquellos que aún se conmueven por el otro, por el hambre, la falta de trabajo y de oportunidades, en definitiva, para todos aquellos que no solo se conmueven sino que construyen y disputan en términos políticos -no politiqueros- y sociales para torcerle un poco la mano al rumbo impuesto por el capitalismo.

Así era y así vivió el Flaco Morlachetti. Buena parte de sus 72 años de vida los dedicó a construir colectivamente y a desarrollar herramientas concretas para contener a jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Nacido en la provincia de Córdoba, ahondó su compromiso con los desplazados y marginados mientras estudiaba sociología en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Durante la dictadura, ya recibido y ejerciendo como docente en la UBA, fue perseguido y expulsado de la casa de estudios.

En 1982 fundó en el partido de Avellaneda “La Casa de los Niños”, posteriormente el hogar Juan Salvador Gaviota, la biblioteca Pelota de Trapo y a finales de esa década creó el Movimiento Nacional Chicos del Pueblo.

También fue un gran amigo de la UTPBA, con la cual compartió momentos, pareceres y visiones en común, siempre con el ser humano como eje de toda acción e iniciativa social, cultural, económica y política.

Alberto también fue uno de los impulsores de la Asignación Universal por Hijo. Con su perseverancia, coherencia y dignidad marcó un camino y una línea de conducta. Alberto fue un tipo imprescindible para los que luchan por un mundo mejor. Y se lo extraña mucho.

 

Emiten “alerta mundial” por medicamentos falsificados

La OMS advirtió sobre el “creciente problema global de los medicamentos falsificados”, que se agrava especialmente en países de ingresos medianos y bajos, donde “más del 10 por ciento de los fármacos son de mala calidad o imitaciones”.

La culpa no es del frío

Por Silvana Melo.

Periodista.
Cuatro personas murieron de frío en Caba. En realidad murieron de olvido, de desamparo. De desidia. Hubo también muertes por hipotermia en Lanús, en Caleta Olivia y en Salta. La soledad y el desprecio ante los más frágiles.

UTPBA-FELAP a la UPEC en sus 61 años

Sesenta y un años cumple la Unión de Periodistas de Cuba, UPEC, todos ellos al servicio de la Revolución Cubana y del pueblo cubano en la lucha por una sociedad justa, solidaria, comprometida en su internacionalismo con el destino de las mujeres y los hombres del mundo, fiel a aquella definición martiana: Patria es humanidad.