22 marzo, 2018

En Rivadavia la lucha ganó tiempo

Con una masiva movilización como ruidoso fondo, el juez que entiende en la causa por la quiebra de radio Rivadavia, doctor Horacio Francisco Robledo, se comprometió, ante los representantes de UTPBA, AATRAC, SAL y SUTEP, a postergar su decisión respecto de la presentación efectuada por la Sindicatura –que impugnó todas las verificaciones de créditos realizadas por los trabajadores-, a raíz del rechazo manifestado por las cuatro organizaciones, quienes además de explicar los motivos gremiales y políticos de su posición dejaron por escrito los argumentos jurídicos que la sostienen.

El juez Robledo postergó su decisión el mismo día en que se vencía el plazo para que se expidiera sobre el informe de la Sindicatura a cargo del contador Héctor Spagnuolo, quien impugnó todas y cada una de las verificaciones de créditos laborales en “una flagrante e insólita violación de normas de orden público laboral”, según denuncian los sindicatos en el texto jurídico presentado.

Durante la reunión con el juez los dirigentes de UTPBA, AATRAC, SAL y SUTEP, expusieron sus cuestionamientos a la acción de la Sindicatura, que van desde sus intentos de despedir trabajadores –situación que tras ser denunciada por las organizaciones originó una medida de no innovar por parte del doctor Robledo-, pasando por sus tendenciosas denuncias ante el juez de turno realizadas en enero, la prohibición de ingreso a un grupo de trabajadores, las injustificadas presiones sobre un personal que todavía no terminó de cobrar noviembre de 2017 y  hasta llegar al rechazo de todos los créditos laborales.

El juez Robledo tuvo en cuenta, en el desarrollo de ese planteo integral de cuestionamientos, lo perentorio del último de los puntos y tras escuchar los fundamentos de los 4 gremios resolvió tenerlos en cuenta antes de sacar una resolución definitiva, postergando el plazo que expiraba hoy.

Cabe destacar que los compañeros de Radio El Mundo, también en conflicto, se hicieron presente y expresaron su solidaridad ante la situación de Rivadavia.

El documento presentado ante el juez, y que lleva por título “Una maniobra que profundiza sospechas”, señala que “los trabajadores de Radio Rivadavia y la Uno (FM 103.1) y las organizaciones que los representan (AATRAC, SALCo, UTPBA, SUTEP) sumaron, los últimos días, a la profunda preocupación sobre su futuro laboral y el de ambas emisoras, su indignación a raíz del informe elevado por la sindicatura al juez que entiende en la quiebra de RECSA SA, doctor Juan Francisco Robledo, en el que se rechazan las verificaciones de crédito laboral presentadas por la totalidad del personal”.

“La misma sindicatura – dice el texto entregado – encabezada por el contador público Héctor Spagnuolo, que entregó las planillas para completar la información acerca de los créditos laborales a cada uno de los trabajadores que hoy garantizan que las dos radios sigan en el aire, a más de cinco meses de haberse dispuesto la quiebra de la empresa, es quien ahora les desconoce el derecho de reclamar ante “la fallida”, REC S.A., planteando un escenario de imprevisibles consecuencias”.

El documento entregado y fechado el 20 de marzo de 2018 afirma que “fue, y es, esta lucha por la preservación de todos los trabajadores de ambas emisoras la que llevó a que el juez Robledo dictara una medida de no innovar cuando el síndico Spagnuolo pretendió despedir a 40 personas, tal como lo establecía su “propuesta”, que los trabajadores y las organizaciones rechazaron enérgicamente, y de la que no se bajó a pesar de la resolución del juez: en una maniobra que merece calificarse como rastrera, Spagnuolo acudió en enero al juez de turno no sólo para que se autorice un nuevo prorrateo de dinero para los trabajadores sino que en esa presentación reivindicó su “propuesta” de brutal achicamiento, que se encontraba paralizada a raíz del no innovar del juez Robledo y denunció “incumplimientos” del personal (el mismo que cobra migajas de un prorrateo), en algo que se constituye mucho más en un acto abyecto que en una información que el juez de turno necesitara para resolver lo que debía resolver: distribuir el escaso dinero que la sindicatura decía poseer para los trabajadores.”

También informa que en “la reunión mantenida el 22 de diciembre en el juzgado comercial 25, las 4 organizaciones (AATRAC, SALCo, UTPBA, SUTEP) reiteraron ante el juez Robledo su postura por la preservación de las fuentes de trabajo, en tanto el ENACOM se mostró partidario de que las radios sigan emitiendo su programación y reconoció que en un inevitable proceso licitatorio tendría cabida el planteo de los trabajadores y sindicatos de mantener los puestos de trabajo”

Por último el texto afirma: “los trabajadores de Rivadavia y FM 103.1 y sus organizaciones ratificamos, en estas horas donde se está jugando nuestro futuro (laboral, personal y colectivo), que el compromiso y la convicción por lo que se lucha son condiciones insustituibles que a lo largo de estos años nos permitieron, con mucho esfuerzo y sacrificio, llegar a este momento con la voluntad que sólo surge cuando entre todos peleamos por lo que nos corresponde. Porque es justo y la Justicia debería estar para honrar lo justo”.

 

Super Bowl, contaminación y desigualdad.

Por RC

Comunicador.
Esta edición fue el evento más visto en la historia de la televisión en Estados Unidos con más de 200 millones de espectadores…

Memoria pública

Por Daniel Das Neves

Periodista. Secretario de Relaciones Internacionales de UTPBA. 
Fue hace más de 25 años. La UTPBA dijo: “No a la privatización, no a los despidos”. Se trata de la historia. Se trata de las mismas convicciones.

El primer implante humano de Neuralink

Por Fernando Castro

Periodista. Pro Secretario Gremial de UTPBA.
Hace unos tres años Elon Musk mostró a toda la sociedad un video de un mono jugando al videojuego Pong…