6 febrero, 2024

¡Es el iris, estúpido!

Por Carlos Baldino

Periodista. Secretario de Juventud de la UTPBA. Miembro de la Secretaría de Juventud y Nuevas Tecnologías de la FELAP. Ingeniero en Sistemas.

Elon Musk se posicionó en su momento como impulsor de las tecnologías de inteligencia artificial. Apoyó a la incipiente OpenAI cuando era una fundación, luego dio un portazo y se alejó cuando esta se volvió una empresa hecha y derecha. Elon se quedó flotando en su campo de influencia, bastante amplio por cierto, que abarca las comunicaciones satelitales a nivel mundial, empresas de ingeniería civil innovadoras y el campo de la biomedicina (interfaces entre humanos y chips).

Un nuevo Elon surgió de ese portazo. Sam Altman, CEO actual de OpenAI (GPT-4, ChatGPT, DALL-E), tomó el mando de la compañía y consiguió inversiones de Microsoft por más de 13.000 millones de dólares, lo que lo llevó a desarrollar el actual nivel de IA del que disponemos. Pero no se quedó ahí. Al abrir la caja de pandora de la IA, comenzaron a confeccionar el andamiaje necesario para extender los alcances de las tecnologías que nos acompañarán los próximos años. Se fundó Tools For Humanity (TFH), una empresa de desarrollo de software y hardware que pretende ofrecer “soluciones a la humanidad”. Altman forma parte de TFH, con la cual fundó WorldCoin.

La tecnología de identificación biométrica, FaceID, de Apple, donde se utilizan las facciones de nuestra cara para identificarnos, produce un error cada millón de escaneos. Según TFH, creador de los ORBS (lectores de iris), esta tecnología produce un error cada 100.000 millones de escaneos, es decir, es más precisa. También aducen que el iris posee un nivel de entropía (nivel de unicidad) que se mantiene entre generaciones, lo que lo vuelve aún más único.

WorldCoin anuncia que el objetivo de este nuevo modelo de identificación única a través del iris, asociado a una nueva moneda digital, es distribuir periódicamente tokens (pedacitos de esa moneda) a todos los seres humanos registrados, una renta universal por el solo hecho de ser humano. Raro.

WorldCoin, nombre de la empresa y de la criptomoneda, desea convertirse en la red de finanzas más grande del mundo, acumulando la identificación biométrica más precisa que se conoce hasta el momento. Digo hasta el momento porque aún no podemos utilizar el ADN para identificarnos de forma masiva, ya que es invasivo y lento, pero llegará la tecnología capaz de superar estas barreras y se comenzará a registrar el ADN de todas las personas.

En julio de 2023, ya había conseguido escanear 2 millones de ojos en todo el mundo. Hoy, ese número crece diariamente a cambio de unos pocos tokens que te envían a tu billetera digital si decidís registrarte entregando la información de tu iris. Esos tokens representan algunos dólares hoy día. El Orbe que escanea tus ojos se encuentra de gira itinerante por muchos países del mundo. Hoy en un shopping, mañana en un bar, pasado en una playa; podés encontrarlo en cualquier lugar de forma sorpresiva.

Rápido, a mano y te pagan. ¿Qué interrogantes sobre el equilibrio entre la conveniencia y la protección de la privacidad en la era digital se pueden plantear aquellos que carecen de todo?

En Brasil, Francia e India tuvieron que suspender sus actividades, ya que no quedaba del todo claro el respeto por la privacidad de los datos almacenados. Los países que no manifiestan descontento siguen siendo un lugar donde pescar nuevos iris. Argentina parece ser uno de ellos.

Más allá del negocio de la emisión de una criptomoneda y su cotización internacional sin mucho control, encontramos otra vez el negocio de la identificación única. Esta podría volverse, si esta tecnología se vuelve masiva, la plataforma del futuro para bancos, aeropuertos, cerraduras domiciliarias, plataformas de compra/venta online; la lista es interminable. El “negocio” de seguir acumulando información privada para que los mercados mejoren aún más sus bases de datos y nos sigan vendiendo productos de forma cada vez más personalizada.

Super Bowl, contaminación y desigualdad.

Por RC

Comunicador.
Esta edición fue el evento más visto en la historia de la televisión en Estados Unidos con más de 200 millones de espectadores…

Memoria pública

Por Daniel Das Neves

Periodista. Secretario de Relaciones Internacionales de UTPBA. 
Fue hace más de 25 años. La UTPBA dijo: “No a la privatización, no a los despidos”. Se trata de la historia. Se trata de las mismas convicciones.

El primer implante humano de Neuralink

Por Fernando Castro

Periodista. Pro Secretario Gremial de UTPBA.
Hace unos tres años Elon Musk mostró a toda la sociedad un video de un mono jugando al videojuego Pong…