18 mayo, 2021

Falleció el compañero Piccinini

Murió el compañero Alberto Piccinini, destacado dirigente sindical que en la década del setenta fue protagonista de trascendentes luchas en Villa Constitución, representando a los trabajadores metalúrgicos, al frente de la Unión Obrera Metalúrgica de esa ciudad de la provincia de Santa Fe. 

En el país, junto a los compañeros Raimundo Ongaro, Agustín Tosco, René Salamanca y otros, se enfrentó a todo tipo de abuso patronal; a las amenazas y persecuciones criminales instrumentadas por la Alianza Anticomunista Argentina, “Triple A”, liderada por el asesino José López Rega -ministro de Bienestar Social del gobierno de Isabel Perón-, y a la dictadura cívico militar. 

Encarcelado en 1975, permaneció detenido hasta 1982. Comprometido con los intereses y derechos de las trabajadoras y trabajadores, no sólo de los obreros de la “UOM de Villa”, Piccinini fue impulsor -con otras organizaciones, entre ellas la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires, UTPBA-, de la Propuesta Política de los Trabajadores (PPT) y formó parte de la conducción de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), presidida por el compañero Víctor De Gennaro. 

La UTPBA, en el recuerdo y respeto al compañero Piccinini, envía condolencias a su familia.

“La Revolución de los Claveles”, en palabras del coronel Vasco Lourenço (Parte l)

Entrevistó Juan Carlos Camaño.

Presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas – FELAP-.
“… Con la libertad como telón de fondo llevamos a cabo el 25 de abril- y con características propias-, la operación militar mejor preparada y ejecutada que jamás se haya llevado a cabo en Portugal…”.

Robar cables para sobrevivir… o morir

Por Claudia Rafael.

Periodista.
No son números. Son jóvenes que, en ocasiones, sólo en ocasiones, aparecen mencionados en la crónica roja de los diarios, como definía Galeano a los nadies.

El estigma del miedo

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de la UTPBA.
Las palabras y la interpretación del Loco Gatti pueden proyectarse a todos los escenarios. El miedo como gran factor disciplinador y síntoma evidente de debilidades inocultables, claudicaciones morales y éticas…