21 septiembre, 2016

“Huracán del 73”: así lo contó Osvaldo Ardizzone

Recordado como uno de los equipos que marcó un antes y un después en la historia del fútbol argentino por su estilo elegante y ofensivo, que brilló por nombres e ideas, el “Huracán del 73” de César Luis Menotti se consagró campeón del torneo Metropolitano hace cuarenta y tres años, un 16 de septiembre.

A continuación se reproduce un artículo escrito por el periodista Osvaldo Ardizzone, publicado en la edición 2815 del 18 de septiembre de 1973 de la revista “El Gráfico”, en el que describe con talento y agudeza aquella consagración histórica del conjunto de Parque de los Patricios.

¡HURACÁN CAMPEÓN!

Un grito con casi medio siglo de silencio

Osvaldo Ardizzone.- Que uno se enfrenta a ese tipo disfrazado. Sí, disfrazado entre una banda de disfrazados. A esos de las pilchas grotescas del tony carnavalesco. A ese del rancho pintarrajeado, de los labios de carmín barato y la cara enharinada. Que uno la ve a esa muchacha con una vincha rubia sujetándole la cascada de pelo rubio, aprisionada en una casaca del Globo con el ocho en la espalda. Que uno la ve a esa pareja “veterana” tomados del brazo con el domingo brillando en los ojos húmedos. A ese don José, o don Antonio, con más de medio siglo del Viejo Parque en el pelo gris, orgullosamente envuelto en una bandera. Y a esa doña Juana o quizá Doña Vicenta llevada casi a la rastra por él, ya metida en la danza desenfrenada que se agita dentro de la cancha. Y el pibe, y el más pibe. Y el padre, la madre, el abuelo, la abuela. Y la cuñada y el primo de la cuñada. Están todos. Las caras de antes, las caras de ahora (…) Las ganas de juntarse, la necesidad de estrecharse, de mezclar las lágrimas, de cambiarse las risas, de fundirse en el gigantesco y estentóreo coro… ¡Cuarenta y cinco años! ¡Casi medio siglo de silencio! ¡Medio siglo amontonando el desconsuelo de cientos y cientos de domingos grises! Medio siglo con la protesta apretada entre los labios en la cónclave silenciosa del atardecer incoloro del café del barrio. Por eso es una fiesta distinta. La fiesta vestida con ese contraste que va de una lágrima a una carcajada. Que, al cabo irán juntas en la descarga de esa emoción que no cabe adentro… Porque es la fiesta del seco. Es la explosión del postergado. (…)

César Luis Menotti con parte del plantel campeón

La gran recompensa…

Allí volvieron a salir los jugadores. Porque hay que salir otra vez y meterse en la fiesta. Aunque a uno le saquen hasta el último vestigio de pudor… Aunque, allá en lo alto de la torre humana, el Coco Basile defienda como puede el decoro postrero del pantalón… Aunque el pibe Leone ya está próximo al desvanecimiento… ¿Cómo no iban a salir después de casi medio siglo sin festejos…? Después, ya en la intimidad del vestuario, lo vi lagrimear al Buche Chabay… Lo vi a este gran tipo, a este tipo conmovedoramente simple como es el Fatiga Russo abrazarse desconsoladamente con el Flaco Menotti… “No sabés cuánto te agradezco, Flaco… Porque yo estaba casi tirao… Y ahora esto, ¿sabés lo que es para mí?…” ¡Caray! Que uno se va a quedar ahí, como crítico… Que uno, acaso, se puede quedar ahí con las manos en los bolsillos, tomando nota con el lápiz y el papel juiciosamente… Y me lo encontré al viejo Buglione, al padre de Daniel, metido en quizá qué evocaciones… ¿El partido? No sé, pero ni me acuerdo… Se lo llevó todo esto, lo borró todo esto que me rodea… El partido lo desvanecieron esta gente, todos estos gritos, todos estos abrazos, estas lágrimas.

Miguel Ángel Brindisi

El pibe Roganti, Cantú, Leone, Buglione… Pienso en Carlitos Babington, en Miguel Brindisi, en Roque Avallay… Y este Huracán fue campeón de veras… Aunque en las últimas fechas lo iba peleando a esas ganas de no entregarse… Cuando se fue quedando pobre de gol. Cuando se fueron los tres de adelante… Y entonces fue necesario colgar en el ropero la pilcha bacana. Fue necesario juntarse, salir más apretados que antes a ganarse el mando. Se había esfumado el lujo de las grandes tardes, del equipo “revolucionario”. Del que había concluido con el cálculo del fútbol en números. Que eso fue Huracán desde la llegada del Flaco Menotti. La convicción sincera de una manera de jugar. De una manera de ganar. Hasta de una manera de golear (…) Así Huracán fue transformándose en ese “otro equipo” que todos tienen… El argumento del toque, la vocación ofensiva, la potencia y la claridad para definir. El fútbol que entra por los ojos y que, por sobre todo, frecuenta la red. Que comprende toda la obra. Que dispone de prólogo, de tema y de epílogo (…)

Falleció el compañero Glenn Postolski

La UTPBA expresa su pesar ante la noticia del fallecimiento del compañero Glenn Postolski, miembro de conducción de la entidad durante algunos períodos.

Super Bowl, contaminación y desigualdad.

Por RC

Comunicador.
Esta edición fue el evento más visto en la historia de la televisión en Estados Unidos con más de 200 millones de espectadores…

Memoria pública

Por Daniel Das Neves

Periodista. Secretario de Relaciones Internacionales de UTPBA. 
Fue hace más de 25 años. La UTPBA dijo: “No a la privatización, no a los despidos”. Se trata de la historia. Se trata de las mismas convicciones.