7 agosto, 2020

La UTPBA repudia y reclama medidas que impidan los salvajes ataques a El Varelense

El Centro Cultural y Comunicacional El Varelense, ubicado en Florencio Varela, sufrió por sexta vez robos y destrozos en sus instalaciones.

La UTPBA reitera, entonces, su solidaridad con las compañeras y compañeros de El Valerense, a la vez que reclama a las autoridades municipales y de la Provincia de Buenos Aires, medidas que impidan las sistemáticas agresiones a un ámbito donde la formación cultural y la comunicación forman parte de un ejercicio diario para el desarrollo de una mayor y mejor construcción social.

En el reciente comunicado emitido por El Varelense a la comunidad, dice, entre otras cosas: “Queremos educar y comunicar y no que se nos vaya la vida entre fiscalías y comisarías. Hacemos Talleres de Capacitación en Cine, Periodismo, Fotografía, PC, Web y Marketing digital y queremos hacer, a través de los propios vecinos, la historia del barrio en un documental”.

Cabe consignar que, dado los ataques recibidos, El Varelense nunca pudo inaugurar su biblioteca “por miedo a que nos roben los libros”.

Son repudiables los ataques a El Varelense y la impunidad que facilita la reiteración del salvajismo.

“La Revolución de los Claveles”, en palabras del coronel Vasco Lourenço (Parte l)

Entrevistó Juan Carlos Camaño.

Presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas – FELAP-.
“… Con la libertad como telón de fondo llevamos a cabo el 25 de abril- y con características propias-, la operación militar mejor preparada y ejecutada que jamás se haya llevado a cabo en Portugal…”.

Robar cables para sobrevivir… o morir

Por Claudia Rafael.

Periodista.
No son números. Son jóvenes que, en ocasiones, sólo en ocasiones, aparecen mencionados en la crónica roja de los diarios, como definía Galeano a los nadies.

El estigma del miedo

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de la UTPBA.
Las palabras y la interpretación del Loco Gatti pueden proyectarse a todos los escenarios. El miedo como gran factor disciplinador y síntoma evidente de debilidades inocultables, claudicaciones morales y éticas…