14 febrero, 2022

Mariano Salomone

P- ¿Cuáles son las dificultades que estás atravesando en el plano personal, profesional o laboral en el marco de la pandemia?

R- En cuanto al plano personal no puedo hacerte una devolución por separado de lo profesional o laboral, me considero comunicador popular,  y en ese marco, militante social y por ende político. La pandemia nos pego a todes desde un lugar de nuevas modalidades vinculares y de organización de lo cotidiano en cuanto a nuestras redes primarias o más cercanas/cotidianas, es decir nuevas formas de organización en donde lo público y lo privado se mezclaron.

Esto en los primeros momentos, los de más incertidumbre nos llevó a repensarnos para el cuidado propio y de lxs otrxs, fuimos a perdida como sujetxs sociales en lo que nos genera esa lógica del encuentro que tan bien nos hace, pero también compartimos naturalmente y sin caretas nuestra intimidad con las nuevas formas de los zoom, las videollamdas y demás.

Quizás se transparentó un poco más la vida privada sin tener tantos prejuicios propios y ajenos, claro. Creo que salimos fortalecidos, de a poco fuimos dejando de lado las formalidades. A su vez esa falta de encuentro que tanto ansiábamos potenció en nuestros reencuentros la identificación de personas y lugares más deseados y los que quizás también, pero un poco menos.

Esto lo hablo desde un lugar más visceral, posiblemente “nos humanizo” y también nos mostró los rostros más genuinos, tanto de lo mejor como de lo no tan bueno de las personas. Toda nueva experiencia, y más cuando es inesperada, es una señal de crecimiento que siempre nos fortalece.

P- ¿Qué opinión te merece la falta de respuesta ante nuestro reclamo con respecto al predio de UTPBA en Moreno?

R- Pareciera que en la pregunta anterior respondí parte de esta. Claramente debemos distinguir ciertas cuestiones. Hay ámbitos de lucha, de disputa, de necesidad de poder obtener nuevas formas de acceder a “la carencia”, ya sea de bienes, recursos, espacios que los considero genuinos y justos.

No creo que este sea el caso, claramente hay un error en cuanto a esta cuestión del: a quién se le disputa y el qué. El pueblo trabajador no puede enfrentarse ni intentar apropiarse de un derecho ya obtenido por algún sector que forma parte de tu misma clase, en tanto clase trabajadora, es una cuestión de respeto y de no confundir, como digo siempre, donde está “el verdadero enemigo”.

Quizás suene fuerte pero hay miles de hectáreas improductivas, que no se habitan por nadie y hasta algunas que no las reclama nadie y no son blanco de intento de apropiación. La pregunta es entonces, si acá estamos hablando realmente de  justicia social o es sólo una demostración de poder y medición de correlación de fuerzas.

El pueblo contra pueblo siempre nos llevo al desastre, ahí terminamos confundimos el sentido de la lucha. Creo que la falta de apertura al dialogo y a la búsqueda de respuestas justas nos llevan por un camino equivocado e inexplicable. Espero se reflexione sobre esto.

Portugal: Servicio de Salud, un desafío permanente

Por Martin Morins

Periodista.
Habrá elecciones legislativas el próximo 10 de marzo y, por supuesto, la salud ha sido tema en la campaña electoral que está en curso.

Rusia: pasado, presente y futuro de la salud y la educación

Por Timur Shafir

Secretario Ejecutivo de la Unión Rusa de Periodistas.
Al aprovechar logros anteriores, adoptar la innovación y fomentar la colaboración, la nación rusa puede hacer realidad su visión de una sociedad más sana y educada,

Italia: tarjeta sanitaria para garantizar la salud

Por Giussepe Spatola

Vicepresidente de la Asociación de Cronistas de Lombardía
Existe una región que está pensando en una tarjeta sanitaria de “PUNTOS” para premiar a quienes se adhieran a controles sanitarios propuestos por la salud pública: es Lombardía.