21 junio, 2023

Portugal: Preocupación por el presente y esperanza en el futuro 

Por Martins Morim

Periodista. Ex dirigente del Sindicato de Periodistas de Portugal.

Portugal, como país del sur de Europa, sufre naturalmente las consecuencias de los cambios climáticos que afectan hoy al planeta. Algunas zonas del país, sobre todo en el interior y el sur, se están viendo gravemente afectadas por la sequía: los cultivos se marchitan, los animales no pueden alimentarse y los agricultores están desesperados. Pero la crisis climática también afecta a los recursos hídricos, los ecosistemas naturales y la economía en general. 

En lo que respecta al clima, Portugal lleva ya algunos años enfrentándose a retos como periodos de sequía más frecuentes y prolongados, un aumento de las temperaturas medias y fenómenos climáticos extremos, como los incendios forestales. Y, claro, estos fenómenos tienen repercusiones directas en la agricultura, la disponibilidad de agua, la producción de energía y las actividades turísticas. 

La crisis climática puede tener varios impactos, tanto a corto como a largo plazo. Uno de los problemas que se desprenden es el aumento de las temperaturas, provocando olas de calor más largas y frecuentes, aumentando -a la vez- el riesgo de incendios forestales y una amenaza a la salud humana. 

La diminución de las precipitaciones es otra de las posibles consecuencias, y eso afectaría la disponibilidad de agua, no solamente para el consumo humano, sino también para la agricultura y el ganado, lo que a su vez podría afectar la producción de alimentos y, consecuentemente, la economía.  

Como país costero, Portugal también se enfrenta al riesgo del aumento del nivel del mar debido al derretimiento de los glaciares y la expansión térmica del agua de los océanos. Erosión costera, inundación de tierras bajas, así como pérdida de hábitats costeros y playas podrás ser las consecuencias. 

La necesidad engendra creatividad 

A pesar de la escasez de agua que amenaza cada vez más al territorio, afortunadamente están surgiendo modelos de explotación sostenible de los recursos adaptados al cambio climático. Uno de los ejemplos procede precisamente del Algarve, una de las provincias más necesitadas de agua. 

Un reportaje reciente del Diario de Noticias, de Lisboa, informó que en una minúscula parcela de 700 hectáreas de la “Herdade do Freixo”, en el municipio de Loulé, unas 1.000 ovejas Campaniças -raza autóctona de esta región- pastan tranquilamente en el suelo cubierto de maleza, en una extensión de terreno que, a los ojos del profano, parece innecesariamente pequeña en comparación con la inmensidad del entorno. 

El secreto está en la forma de pastorear. Lo cual es novedad en Portugal. Por lo menos hasta hace poco tiempo. Al cabo de unos días, esas ovejas se trasladarán a otra de esas vallas, con un espacio muy limitado, donde seguirán pastando. Y así sucesivamente, “imitando el proceso observado en la naturaleza a los grandes rebaños de herbívoros, que pastan intensamente determinadas zonas a su paso, que luego descansan durante largos periodos de tiempo hasta que las rutas migratorias hacen regresar a estos animales”, explica Luís Silva, responsable de las explotaciones que pertenecen a su familia hace cinco generaciones, desde finales del siglo XIX, las fincas Freixo y Mel, en Açoteias.  

Gestión holística”: así se llama este método de pastoreo rotativo creado por el zimbabuense Allan Savory, naturalista y ganadero con amplia experiencia en la sabana africana. Según Luis Silva, el pastoreo rotativo tiene precisamente este efecto en la regeneración del suelo. “Colocamos cercas eléctricas más pequeñas que las ovejas respetan, restringimos el espacio que recorren en un periodo de tiempo, inciden exhaustivamente en ese espacio y dejan estiércol, mejorando la microbiología del suelo, que es fundamental”, detalla.

“Así es como, antiguamente, se creaban suelos con altos niveles de materia orgánica. Sólo estamos recreando, desde el punto de vista ecológico, condiciones que ya existían aquí. Las ganancias son evidentes, garantiza: suelos más productivos, menos agua utilizada para el riego y menos necesidad de comprar pienso para los animales, que disponen de forraje para pastar en el suelo. Estos animales son herramientas de regeneración. La carne es un subproducto”, resume Luís Silva.

Pero éste es sólo un ejemplo y nació de la necesidad de huir de las inclemencias del cambio climático. “Sólo con diversidad se consigue un ecosistema sano“, argumenta, señalando “los monocultivos intensivos que están degradando los suelos para el futuro” como “un problema mayor” que la falta de lluvias. 

Afortunadamente, se están poniendo en práctica otros buenos ejemplos, algunos incluso anteriores al debate sobre el cambio climático. Pero no son suficientes. Haría falta más espacio para hablar de todos, ya que haría falta, no sólo más agua, sino también una conciencia mucho mayor de la importancia que tiene para la vida en el planeta. Conciencia y responsabilidad por parte de todos.  De los políticos, sin duda, que nos gobiernan (o desgobiernan) y también de cada uno de nosotros, ciudadanos de cualquier país. 

Como activo defensor de la acción por el clima, el secretario general de la ONU, António Gutereres, ha hecho hincapié en la urgencia de hacer frente al cambio climático, destacando la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, aumentar las inversiones en energías renovables, promover la adaptación al cambio climático y reforzar la resiliencia de los países vulnerables. 

Guterres también ha subrayado la importancia de la cooperación internacional y de cumplir los compromisos climáticos del Acuerdo de París. Ha instado a los líderes mundiales a redoblar sus esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a tomar medidas concretas para limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. 

Super Bowl, contaminación y desigualdad.

Por RC

Comunicador.
Esta edición fue el evento más visto en la historia de la televisión en Estados Unidos con más de 200 millones de espectadores…

Memoria pública

Por Daniel Das Neves

Periodista. Secretario de Relaciones Internacionales de UTPBA. 
Fue hace más de 25 años. La UTPBA dijo: “No a la privatización, no a los despidos”. Se trata de la historia. Se trata de las mismas convicciones.

El primer implante humano de Neuralink

Por Fernando Castro

Periodista. Pro Secretario Gremial de UTPBA.
Hace unos tres años Elon Musk mostró a toda la sociedad un video de un mono jugando al videojuego Pong…