25 abril, 2019

Radio El Mundo: ¿Cómo leer al Pato Disney?

Lo qué ocurrió entre las 18 horas del lunes 15 de abril, cuando el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación dictó la Conciliación Obligatoria en el conflicto de radio El Mundo y la audiencia del lunes 22, a primera hora de la mañana, y tras 4 días feriados y apenas 2 hábiles, momento en que esa cartera y el Enacom le pusieron un abrupto punto final a esa instancia de negociación, no es un período histórico que permita demasiadas interpretaciones (aunque también la historia es un campo de disputa).

“Período histórico” suena a pomposo, a sobrevalorar un momento. Y más si se tiene en cuenta que quien está sentado a la mesa es el Grupo Disney, que acaba de hacer una inversión inmensa en materia de adquisición de medios y que se encontraba en ese lugar para tratar de transformar una nueva salvajada empresaria (insignificante en su escala planetaria) en un gesto de “desinversión” que conllevaba una propuesta que pretendía convertir (hace rato que estos tiempos dan para todo) el cumplimiento de la ley en una dádiva, casi como un acto de filantropía. Sacarse El Mundo de encima desentendiéndose de todas sus consecuencias.

Por eso no sobrevaloramos un momento, pero haber vuelto atrás con los despidos de todo el personal  decidido por Difusora Baires – Grupo Disney (segunda situación similar que vivieron los trabajadores de la emisora en un año) después que muy pocos creían en esa posibilidad, fue un gran esfuerzo dispuesto para que, junto con otros factores, permitieran alcanzar el objetivo buscado desde el primer día: mantenimiento de esa señal histórica con la preservación de todos los puestos de trabajo.

A partir de allí el Enacom debería hacer lo que no quiso-pudo durante un año: desalojar de la señal al intruso Martín Rodriguez Flores “dueño” de la productora Fio Fio  que ilegalmente explota la frecuencia de radio El Mundo, otorgada en su momento a Difusora Baires-Grupo Disney; quienes, al mismo tiempo, dejarían de tener la”excusa” Rodriguez Flores para acercar a los compradores de la radio que decían tener (Difusora Baires-Grupo Disney se quería desprender de la frecuencia). Con todo el personal conservando sus puestos de trabajo, eje de lucha de las organizaciones (AATRAC, UTPBA, SAL, SUTEP) y motivo por el cual se llegó a la Conciliación Obligatoria.

No habían transcurrido 48 horas de esta última decisión cuando Difusora Baires-Grupo Disney presentó un escrito rechazando la Conciliación, asegurando que no la iba a cumplir y ese mismo día el Ministerio se bajó de lo que dictaminó el lunes 15, hizo lugar al planteo patronal y llamó a una nueva audiencia que se realizó el 22.

Fue en esa reunión   donde el Secretario de Trabajo, Lucas Aparicio, y la Titular del Enacom, Silvana Giudici, explicaron –desde lo laboral y desde la legislación comunicacional vigente- los motivos que llevaron al cambio de decisión por parte de las autoridades. Giudici informó de la aceptación por parte de su organismo de la “devolución” de la licencia efectuada por Difusora Baires-Grupo Disney y sostuvo que “articulará en forma inmediata la intervención y consecuente llamado a concurso público para la adjudicación” de la licencia, “ponderando positivamente, agregó, aquellas ofertas que comprometan la continuidad de los trabajadores de la citada emisora”.

Luego que el representante de Difusora Baires-Grupo Disney reiterara su compromiso de cumplir con todas sus obligaciones como empresa, los representantes de los trabajadores subrayaron que la principal obligación es preservar los puestos de trabajo, que la señal no desaparezca, que se abonen los salarios caídos durante este último año e insistieron en su postura que no debería aceptarse la “devolución” de la frecuencia hasta tanto no se garantizaran estos puntos.

Lo hemos dicho muchas veces. Hay una responsabilidad de origen de Difusora Baires-Grupo Disney en la crisis que origina el cierre de la radio y el despido de todo el personal y que el estado comparte en las distintas gestiones desde 2005 hasta la fecha, en virtud de haber hecho silencio ante la cesión ilegal de radio El Mundo a una productora que termina en manos de Rodriguez Flores.

En el último año Difusora Baires logró que el Grupo Disney sea reconocido por el Enacom como su “socio”, cuando en realidad es quien lo controla; en los últimos meses logró que se separaran las frecuencias de AM El Mundo y FM Disney, que habían sido otorgadas en conjunto; hace semanas hizo “entrega” de AM El Mundo y despidió a todo su personal; hace días se vio trabado en su intento por el rechazo a los despidos y a la “devolución” de la señal que plantearon los trabajadores y sus organizaciones –dándole continuidad a una lucha de más de un año-; hace horas (días, meses, años) encontró el respaldo para su objetivo, que no termina en la acumulación infinita de poder económico (aunque este conflicto le signifique erogar apenas una propina) sino en seguir ejerciendo la hegemonía en el terreno cultural y del entretenimiento.

En ese escenario global, y sabiendo leer a Disney, seguiremos luchando por la dignidad en contra de la impune explotación.

Super Bowl, contaminación y desigualdad.

Por RC

Comunicador.
Esta edición fue el evento más visto en la historia de la televisión en Estados Unidos con más de 200 millones de espectadores…

Memoria pública

Por Daniel Das Neves

Periodista. Secretario de Relaciones Internacionales de UTPBA. 
Fue hace más de 25 años. La UTPBA dijo: “No a la privatización, no a los despidos”. Se trata de la historia. Se trata de las mismas convicciones.

El primer implante humano de Neuralink

Por Fernando Castro

Periodista. Pro Secretario Gremial de UTPBA.
Hace unos tres años Elon Musk mostró a toda la sociedad un video de un mono jugando al videojuego Pong…