3 octubre, 2018

Robo y atentado a “El Varelense”: Repudio de la UTPBA

La Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires –UTPBA- repudia enérgicamente el robo sufrido en el Centro Cultural y Comunicacional “El Varelense”, donde decenas de periodistas y comunicadores sociales realizan talleres y cursos de capacitación en las distintas áreas de la comunicación y el periodismo. Cabe destacar que también en este espacio funciona “Radio Prisma Online”, y que en su salón principal se realizan actividades musicales, culturales y comunitarias.

Luis Demitre, responsable del lugar, informó que “no solo fue un robo, creemos también que fue un mensaje por las actividades que venimos realizando con la comunidad”.

“Tuvieron tiempo para hacer un desastre pero no lo hicieron. Tiraron y rompieron cosas en el piso, evidentemente quisieron dejar el mensaje de impunidad”, expresó el periodista Demitre, también miembro de conducción de nuestra organización.

La UTPBA manifestó su solidaridad con los integrantes de “El Varelense” y exige que se encuentren a los responsables de este atentado que no solo ataca la libertad de expresión de sus integrantes, sino también a un espacio colectivo que apuesta a brindar respuestas a la comunidad para su desarrollo comunicacional y cultural.

“La Revolución de los Claveles”, en palabras del coronel Vasco Lourenço (Parte l)

Entrevistó Juan Carlos Camaño.

Presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas – FELAP-.
“… Con la libertad como telón de fondo llevamos a cabo el 25 de abril- y con características propias-, la operación militar mejor preparada y ejecutada que jamás se haya llevado a cabo en Portugal…”.

Robar cables para sobrevivir… o morir

Por Claudia Rafael.

Periodista.
No son números. Son jóvenes que, en ocasiones, sólo en ocasiones, aparecen mencionados en la crónica roja de los diarios, como definía Galeano a los nadies.

El estigma del miedo

Por Eduardo Verona.

Periodista. Miembro de conducción de la UTPBA.
Las palabras y la interpretación del Loco Gatti pueden proyectarse a todos los escenarios. El miedo como gran factor disciplinador y síntoma evidente de debilidades inocultables, claudicaciones morales y éticas…